Enfermedades del rostro más comunes – Dra. Susana Misticone

 In blog

“Enfermedades del rostro más comunes, cómo prevenirlas, por qué se producen y cómo sanarlas”

Todos soñamos con un rostro impecable, tipo porcelana, pero lo cierto es que no todos tenemos esa suerte. Existen múltiples enfermedades que pueden afectar la piel de la cara, cosa que constituye un problema ya que todos queremos lucir un cutis perfecto. Sin duda al padecer alguna lo mejor es acudir al dermatólogo que es el médico especialista de la piel para su tratamiento.

Las enfermedades más frecuentes de la piel de la cara son:

  1. Acné:

Es una enfermedad crónica e inflamatoria que involucra la unidad pilo sebácea. Es la afección más común ya que a todos en algún momento de nuestras vidas podemos tener algún comedón abierto o cerrado (espinillas y puntos negros) e incluso hay casos más severos con múltiples lesiones e inflamación con quistes que pueden salir no solo en la cara sino en el tórax. Dentro de las causas que lo originan se encuentra la edad, la genética, los cambios o trastornos hormonales y la piel grasa.

Para prevenirla e incluso tratarla en necesaria la limpieza facial diaria y dependiendo del caso el dermatólogo indicara lociones con antibióticos, secantes, retinoides, protección solar e incluso medicamentos por vía oral como la isotretinoina. Lo ideal es prevenir que queden marcas pero si ya existieran estas se pueden tratar con láser.

  1. Melasma:

Es una alteración del color de la piel que se caracteriza por manchas oscuras. Las zonas afectadas con mayor frecuencia son la frente, la nariz, el labio superior, las mejillas y el mentón. La principal causa es el estímulo de la radiación ultravioleta emitida por el sol que activa la formación de melanina, pigmento producido por las células de la piel provocando las desagradables manchas. Así mismo, se asocia con los cambios hormonales sobre todo durante el embarazo, la menopausia o tratamientos de pastillas anticonceptivas.

Para prevenirlas y tratarlas debemos utilizar protección solar diariamente y cuando se esté expuesto al sol debe reaplicarse cada hora un protector con al menos 50 de factor de protección solar. Además el dermatólogo indicara despigmentante para el uso diario y se pueden realizar tratamientos con peelings, diferentes tipos de laser e inyecciones con medicamentos despigmentantes en la zona a tratar.

  1. Rosácea:

Es una enfermedad de la piel que produce enrojecimiento facial, ardor y en ocasiones puede acompañarse de vasos superficiales dilatados, granos o pústulas. En los casos más graves se pueden producir las fimas que son un crecimiento amorfo de la piel de la nariz, barbilla u orejas. Las zonas donde se presenta con mayor frecuencia son la frente, nariz, mejillas y en la barbilla, afectando en su mayoría a personas mayores de 40 años de piel blanca. Las causas principales de la rosácea son genéticas pero existen factores que empeoran que los vasos sanguíneos se expandan con facilidad causando el enrojecimiento de la piel como: el calor, el frio, el uso de esteroides en la cara, la luz solar, el alcohol (de ellos el vino tinto es el peor), los alimentos calientes, el picante, el ejercicio intenso e incluso el estrés. Existen múltiples tratamientos que van desde cremas con antibióticos, hidratantes, protectores solares y actualmente se utiliza el láser de colorante pulsado e inclusive micro inyecciones de toxina botulínica con resultados muy satisfactorios.

  1. Dermatitis Seborreica:

Es una enfermedad de piel muy común y de poca gravedad. La dermatitis seborreica se caracteriza por lesiones de piel del tipo rash, con placas rojas que pican y pueden descamar. En general las lesiones surgen en áreas con gran producción de grasa en la piel, como cuero cabelludo, la cara, región del pecho, conducto auditivo y espalda. En la cara las zonas más afectadas son la frente, las cejas, las pestañas, atrás de la orejas, en la región de la barba y alrededor de los surcos de la nariz y boca. En el cuero cabelludo la producción de caspa es uno de los signos más comunes. No es una enfermedad contagiosa ni un signo de higiene personal deficiente. El 20% de la población mundial puede estar afectada y los hombres la padecen más que las mujeres. Es una enfermedad crónica que va y vuelve a lo largo de las décadas, con períodos de agravamiento de las lesiones, seguidos de gran mejora y desaparecimiento de los síntomas. El tratamiento más común es con champús anticaspas y esteroides tópicos.

Ahora que conoces cuáles son las enfermedades en la cara más comunes así como algunos de sus síntomas y consideras que padeces alguna de ellas, acude con un dermatólogo para realizarte una revisión médica y obtener ese cutis que todos soñamos.

Visita nuestras redes sociales @dermamisticone @udmisticone y nuestro canal de Youtube Dra. Susana Misticone.

Recent Posts

Leave a Comment